Así se vivió la primera edición del Festival de Música Electrónica Ultra en México

Compartir

¡Por fin! Uno de los festivales más importantes de música electrónica ha llegado a la República Mexicana para encender la noche con sus poderosas bocinas pero, ¿Fue el Ultra que estábamos esperando? ¿Es igual o mejor que el Ultra que se realiza en Miami, Estados Unidos?

Cabe destacar que todo festival, concierto o evento de alto prestigio que fue fundada en cierta ciudad, como Ultra en Miami siempre será mejor en su tierra natal. A pesar de que existen otros festivales que tienen una reputación en México como el Corona Capital y Vive Latino, queremos comparar el Ultra México con otro festival de música electrónica que también se lleva a cabo en la República Mexicana, como el EDC (Electric Daisy Carnival), uno de los festivales con mayor reputación en México.

Aunque la comparación es un poco injusta ya que el EDC de México lleva trayendo su festejo a la Ciudad de México desde el 2014, Ultra, por su vasta experiencia y nombradía en el mundo, es un festival digno de ser comparado.

Aunque el EDC se enfoca más en llevarlo a cabo en la CDMX, Ultra México decidió realizarlo en el Foro Pegaso que se encuentra ubicado en Toluca, Estado de México, un lugar ideal para la primera edición del evento.

Primero que nada su escenario, fue sorprendido con un espectacular y gigantesco decorado que habían preparado para el main stage. No obstante, desde el inicio del festival, ciertas pantallas estaban descompuestas o no se podían ver con claridad el espectáculo de luces y colores que tenían preparado los artistas, aunque los espectadores parecen no haberles importado pues estaban más enfocados en apreciar la música que traía cada DJ.

Durante el transcurso de la tarde, Toluca fue azotado por una fuerte tormenta, se podía jurar que la lluvia fue la causa de que las pantallas se descompusieran, pero este problema se mostraba desde que comenzó el evento; inclusive tuvieron que mover el Ultra con una hora de retraso el día sábado, ya que no se encontraban listos para recibir a los visitantes, algo que dejó a los aficionados con mucha ansiedad.

Los otros tres escenarios (Resistance, Worldwide y Bud Light) brindaban un pequeño lugar para que DJs independientes o de menos reconocimiento a nivel mundial proporcionaran con sencillos para mantener entretenido al espectador. Sin embargo, el escenario Resistance era uno de los que más cautivó a la gente por su extravagante diseño interior; podía parecerse como un antro de alto prestigio.

A pesar de entregar un interesante escenario, Ultra deberá trabajar arduamente para entregar algo más espectacular en cuestión con trabajo en arte de los escenarios.

El siguiente punto son las atracciones. Un punto que falla esta edición. Todo evento de música electrónica no solo puede contar con escenarios para los DJ, después de todo es un festival que se enfoca en el campo de la música y el arte.

En el caso de los festejos del género electro siempre han contado con atracciones donde pueda entretenerse el espectador, como una mini montaña rusa, una ruleta de la fortuna o similar. A pesar de que Ultra México contaba con atracciones, sus equipos de diversión eran muy limitados y, por no contar con lo suficiente, había muchos espacios vacíos dentro del Foro Pegaso que pudieron haber aprovechado.

Ultra México contaba con un simple pero divertido tobogán de pelotas; una experiencia en RV (Realidad Virtual) en donde, por medio de un drone, se realizaba un viaje virtual a través de todo el Foro. Asimismo, el festival contaba con un corto pero entretenido tirolesa de una longitud aproximada de 200 metros. Otros patrocinadores también trajeron sus pequeñas atracciones como Barcel, pero no lo suficiente para cubrir los espacios del Foro.

Para que un festival tenga éxito se requiere de un buen lineup para que la gente esté tentado de comparar la entrada. Siendo el primer Ultra en México, se puede calificar el lineup como pasable. DJs como Afrojack, Alesso, Armin Van Buuren, Dash Berlin, Martin Garrix, KSHMR y Nicky Romero, el cual, su debut comenzó por la noche después de las siete de la tarde; lograron encender todo el Foro de Toluca. No obstante, el festival no se encontraba lleno sino hasta cuando los grandes artistas hayan comenzado su debut, algo un tanto obvio.

Para mejorar el evento, Ultra México deberá brindar con un lineup más tentador para aumentar el número de visitantes; al igual de moderar el precio de entrada ya que festivales como el EDC México cobran el boleto de entrada un mínimo de 990 pesos y el más caro es de 1,790 pesos, el cual, cuenta espectáculos más prodigiosos, mientras que Ultra México cobraba el precio de entrada más barato 2,300 pesos y el más caro 4,800 pesos.

Sunnery James & Ryan Marciano Ultra Mexico 2017

Sin embargo, Ultra México logró cumplir con su objetivo y encendió la noche con espectaculares actuaciones por parte de los grandes DJs una noche que muchos fans quedaron satisfechos de ver a sus ídolos.

Se confirma que Ultra México vino para quedarse y estamos seguros de que su segunda edición en el 2018 será inclusive mejor que la actual que se vivió en Toluca.

Compartir

Un comentario sobre “Así se vivió la primera edición del Festival de Música Electrónica Ultra en México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.