Wake Nacional: El grito punk que el gobierno sudafricano prohibió

Compartir

Si quieres escuchar un sonido que cause una colisión y desafíe las fronteras de lo que solías conocer como punk, no puedes dejar pasar a Wake Nacional, una banda multirracial reunida en el municipio de Soweto en Sudáfrica. Dicha banda inició su actividad en 1976 y al igual que personalidades como Nelson Mandela, también fueron unos grandes luchadores contra la segregación racial; indicándonos así, que el punk de Wake Nacional le es fiel a las raíces del por qué nació este género.

Así que, sí vamos a hablar de punk, es necesario hablar de la historia de los integrantes de la banda, ya que el punk es el diálogo de protesta contra el sistema y/o injusticias que viven sus representantes. Para empezar, hagamos una regresión al pasado, e imagina un país donde los negros tienen que utilizar transporte y escuelas diferentes, apartadas de las demás, además de que se les prohíbe el paso a las ciudades, ¿no es el escenario perfecto para gritar al son del punk?

Pues no sólo el punk se levantó a luchar por sus causas justas, sino que también lo acompañó un movimiento estudiantil, todo al mismo tiempo; dando paso para que Ivan Kadey, quien era de raza blanca, creara National Wake. A la revuelta musical también se unieron los hermanos de raza negra, Gary y Punka Khoza, quienes desafiaron las normas con cada acorde y letra de sus canciones interraciales. Más adelante se les unió el guitarrista Steve Moni.

Sin duda llevar una protesta con un sonido punk, funk y reggae, no es cosas fácil, de hecho, Ivan Kadey declaró acerca de su experiencia con la banda durante la presentación de un documental: “(…) fue un trabajo duro, así que sólo lo enterré», haciendo referencia a las veces en que los miembros de la banda fueron detenidos por la policía a mitad de sus conciertos. Su relevancia musical se esparció en los clubes nocturnos más populares del lugar, a un punto en que llegaron a un estudio para grabar su primer álbum, el cual vendió 700 copias antes de ser prohibido por el gobierno.

A tal grado llegó la represión que la banda se desintegró y tras la muerte de Gary y Punka Khoza, el grupo nunca se volverá a reunir; sin embargo, la música nunca muere, y para que sientas el poder de una banda que luchó contra la segregación del mismo gobierno, sube todo el volumen a tu celular o computadora y escucha la música que ha sobrevivido al tiempo.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.