Ex Drummer: Malditos belgas locos

Compartir

El rock y el cine siempre ha tenido una relación de amor y odio. Cuando es bien empleado, el rock puede generar momentos sublimes en una película. Quién no se acuerda de Queen y la música que hizo para Highlander o Flash Gordon, cintas que sin la música de esta banda no tendrían el estatus de culto que tienen actualmente. También no podemos olvidar la relación Rolling Stones y Martin Scorsese, ya sea con el documental Gimme Shelter o la serie Vinyl, que el propio Mick Jagger produjo.

En el caso de esta nota, rescatamos un gran ejemplo de la complicidad que existe entre el rock y el cine con la película Ex Drummer, del director belga Koer Mortimer.

¿Qué es Ex Drummer? Es quizás la mejor película que no hayas visto. Así de sencillo.  Ex Drummer narra, a modo de falso documental, la trayectoria de una banda de punk rock que se llaman The Feminist un trio de locos drogadictos que apenas pueden tocar sus instrumentos.

El encanto de Ex Drummer radica en que es una cinta vertiginosa, caótica, violenta, absurda y nihilista, un coctel totalmente explosivo. Es un hibrido entre Fight Club, Trainspotting y Gummo, con el añadido de tener un soundtrack que reúne a bandas como Mogwai, ISIS, Lighting Bolt o los franceses Ghinzu, cuyas canciones logran generar una ambivalencia entre el caos de las imágenes y la serenidad de su música.

Pero la joya del pastel son las canciones de The Feminist cuyo sonido punk noise será un deleite para los fans de Sonic Youth, Pixies o los Melvins.

Si quieren una probadita de lo que es Ex Drummer les regalamos estos clips:

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.